Difícil expresar con palabras la infinita gratitud tras este tiempo de retiros y de compartir en el Barranc  d´Algendar, Menorca.  

Días excepcionales y nuevos seres que han dejado una gran huella en el corazón.

Gracias de corazón a cada una de las personas que habéis formado parte de este mágico tiempo y me dais fuerza y energía suficiente para seguir el gran y hermoso camino del Yoga y del Corazón.

This post is also available in: Inglés