Conocí a Javier el año 2005 en el restaurante Organic de Barcelona, lugar donde trabajamos y compartimos juntos unos años.  Desde ese momento conectamos nuestras vidas de una manera especial.

Hemos compartido 3 días de retiro en la isla de Menorca. La energía que se creó resultó mágica y muy gratificante para tod@s los participantes. 

Gracias a las personas que hicieron posible este encuentro, a Dama Juana y a la isla de Menorca que nos acogió y nos mimó con gran cariño.